shutterstock_405364774.jpg
logotipo 1.jpg

Diseño Conceptual

Acceso a la atención psicológica en México

 

Mundialmente de 25% a 50% de las personas viven con alguna alteración psicológica, entre los cuales la depresión es la más común.[1] En México, el 84% de las mujeres carecen de atención psicológica.[2] Esta situación es particularmente desfavorable para las poblaciones socioeconómicamente vulnerables. La pobreza puede agudizar las afecciones psicológicas; lo cual, a su vez, puede empeorar las circunstancias económicas de la persona y su familia.[3]

 

[1] Mendoza, Adriana, et. al., «Predicting Women’s Utilization of Primary Care Mental Health Services in Mexico City», en Journal of Primary Care & Community Health, vol. 8, núm. 2, p. 83.

[2] Mendoza Karla, et. al., «Predicting Women’s Utilization of Primary Care Mental Health Services in Mexico City», en Journal of Primary Care & Community Health, vol. 8, núm. 2, 2017, p. 83.

[3] Palomar Lever, Joaquina, et. al. «Pobreza, recursos psicológicos y movilidad social», en Revista Latinoamericana de Psicología, vol. 37, núm. 1, 2005, p. 13.

Impacto de las afecciones psicológicas en los hogares

 

La etapa de 0 a 6 años en los niños es la de mayor vulnerabilidad. Un estudio llevado a cabo en México[1] destaca la inexistencia de programas destinados a la salud y bienestar mental de madres y padres. La depresión antes, durante y después del embarazo se agudiza por diversos factores —socioeconómicos y psicológicos— que, a su vez, afectan el vínculo de la madre con el hijo y el desarrollo familiar.[2]

 

[1] Campos-Vázquez, Raymundo, «Movilidad social e intervenciones tempranas», en Mexicanos Primero, ed., Los invisibles. Las niñas y los niños de 0 a 6 años: Estado de la educación en México 2014, México, 2014.

[2] Kidd, Brieanne, « The Urbanization of Poverty in Latin America and Maternal Depression: Prevalence, Correlates, and Relationship to Child Development», Estados Unidos, Catholic University of America, 2013, p. 3.

Objetivos y beneficiarios

 

El objetivo es ofrecer alternativas para mejorar el bienestar de las madres o cuidadoras en situación de vulnerabilidad y, en consecuencia, se mejoren las perspectivas de desarrollo en sus niños.

Buscamos impactar de manera directa e inmediata en las madres o cuidadoras, mientras que los beneficiarios indirectos, y a largo plazo, son sus hijos.

Ubicamos dos situaciones, en particular, las cuales son necesarias de atender para lograr los objetivos de la organización:

  1. El estado emocional de las madres o cuidadoras que repercute en el de sus hijos.

  2. Los vacíos de información sobre diferentes aspectos relacionados a la maternidad y al vínculo con sus hijos.

Diseño operativo

 

Diseño_operativo.png
  1. Crear espacios de escucha donde las madres o cuidadoras puedan dar cuenta de y atender sus problemas y conflictos emocionales y psicológicos.

  2. Ofrecer atención, cursos y talleres en psicología, educación y cultura para mejorar las diferentes condiciones físicas, psicológicas y sociales.

  3. Brindar información a través de pláticas y talleres sobre temas, problemas, dudas e inquietudes—principalmente en temas de comunicación, emociones, depresión, crianza, sexualidad, violencia, adicciones—que las madres y cuidadoras presenten o a los que se enfrenten en la relación con sus hijos, con la finalidad de mejorar su bienestar y la crianza de los niños.

  4. Generar conciencia sobre la importancia de atender las necesidades psicológicas y emocionales para sentirse y estar bien, de estar más preparadas, de contar con información más completa, y de formar redes de apoyo que permitan un mejor desarrollo personal y comunitario.

  5. Promover vínculos afectivos sanos y positivos de modo que mejore el bienestar de las madres o cuidadoras y su relación y comunicación con los hijos y con la familia.

  6. Compartir información sobre sitios, grupos, organizaciones o instituciones donde poder atender situaciones no contempladas por la organización, que necesiten reforzarse o, bien, como ayuda complementaria.

  7. Generar un impacto positivo en la vida de los niños: prevenir y/o disminuir conductas de riesgo, promover la educación y mejores relaciones interpersonales, afectivas y asertivas. 

Ideas rectoras

  • Escuchamos responsable y atentamente, sin juicios y sin imposición de pensamiento o solución.

  • Nosotros somos el vehículo y acompañamiento en la búsqueda de soluciones. El problema y solución real lo descubrirá y llevará a cabo la persona con toda la ayuda que se le pueda brindar. 

  • Somos una organización sin fines de lucro ni pertenencia a ninguna organización partidista o religiosa.

  • Respetaremos, escucharemos y acompañaremos por igual a toda persona que requiera de la organización sin importar ninguna condición socioeconómica o cultural. 

  • Nos aseguraremos de que cada persona está recibiendo la atención que merece y canalizaremos a las personas que no podamos atender, dando seguimiento a todos los casos.  

  • Nuestro compromiso también es con la comunidad, ya que consideramos que las redes de apoyo son indispensables para todas las personas.